Juan Barreto: “Nuevo bipartidismo liquida a las minorías”

Juan Barreto: “Nuevo bipartidismo liquida a las minorías”

“En el núcleo del Gobierno hay contradicciones producto de querer compensar intereses cruzados”, asevera el exalcalde metropolitano de Caracas y profesor de la Universidad Central de Venezuela

 

“La situación no está buena”, afirma Juan Barreto, coordinador nacional del partido REDES, exalcalde metropolitano de Caracas y profesor de la Universidad Central de Venezuela en entrevista con “La Razón”. “Seguimos atravesando por momentos difíciles debido a la caída del Producto Interno Bruto, que está por el orden de los 32 puntos en los últimos 3 años, algo lamentable”, reflexiona.

Indica que el Fondo Monetario Internacional (FMI) alerta sobre una caída de 5 % para 2017 mientras que la inflación estuvo el año pasado en 720 % y el FMI asegura que podría llegar a 2.000 %. “Tampoco se ve en el horizonte una recuperación de los precios de petróleo y, además, Estados Unidos anunció hace días que implementará una nueva técnica para extraer petróleo pesado de las piedras de esquisto”.

“Si esta invención de la Universidad de Michigan da buenos resultados, quiere decir que bajarían los costos de producción de esa técnica y a mediados de año Estados Unidos inundará su mercado interno. Esto significa que podría estar prescindiendo de los 600 mil barrios diarios de petróleo venezolano. Si esto llega a ocurrir, y ojalá que no pase, estaríamos en una situación gravísima”, destaca.

UN ACUERDO PARA DIFERIR LAS ELECCIONES

Barreto asevera que la caída en los ingresos de divisas está llevando al Gobierno a liquidar los activos de la industria petrolera a corporaciones rusas con el propósito de conseguir los recursos para honrar las deudas. “Esto limita la capacidad importadora y de inversión del Estado, es decir, que los productos que llegan para abastecer el mercado son cada vez menos y con precios mucho más altos”, explica.

Agrega, asimismo, que estas condiciones prolongarán la especulación y el debilitamiento de la moneda venezolana, mientras el valor del salario seguirá desplomándose y pulverizándose. “Y pareciera que sectores de la oposición también se niegan a hacerse del poder político, porque no quieren pagar el costo y prefieren apostar al diferimiento de las elecciones. Entonces, pareciera que hay un acuerdo entre el Gobierno y sectores de la oposición para que este diferimiento se lleve a cabo”.

¿Han funcionado las políticas que el Gobierno ha implementado para mejorar la economía?

El Gobierno ha logrado estabilizar la situación y esto no significa que haya habido una mejora sustantiva. Todavía, por ejemplo, no conocemos los impactos benéficos de los motores productivos que creó el presidente Maduro, pareciera que van a una velocidad muy baja y que, por ahora, solo benefician a los sectores económicos.

¿Crece el malestar social?

Por supuesto que lo hay pero eso no es igual a rebelión popular. El pueblo venezolano tiene una gran conciencia. La oposición supone que habrá un estallido y eso no es verdad. El malestar se puede traducir en abstención, apatía e inclusive en adhesión política al Gobierno para la búsqueda de dádivas y soluciones puntuales. El Gobierno ha logrado con éxito la creación de algunos cortafuegos para que se diluya ese malestar, por ejemplo, el carnet de la patria, los CLAP —que poco a poco ha venido aumentando su eficiencia—, los aumentos salariales, en fin, que logran mantener la expectativa, devolver la esperanza y activar la movilización.

“HAY QUE APLAUDIR A LOS CLAP”

¿Cómo observa que algunos alimentos y medicinas alcancen precios salvajes, casi imposibles para el bolsillo del trabajador?

Eso parte de una política del Estado. El exvicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz, anunció el año pasado que habría una eliminación del subsidio indirecto y que íbamos a una política de liberación de precios. Esto se ha hecho de manera gradual y la gente ha sentido que el impacto es menor a diferencia de (Carlos Andrés) Pérez que los liberó de una sola vez. Esta política se parece mucho al neoliberalismo, si no me la explican; de repente me la explican y es una cosa maravillosa, pero visto así parece un paquete neoliberal en gotas.

¿Ha funcionado?

Ha funcionado para los empresarios quienes han logrado mejorar sus ingresos y ganancias, con una mayor remuneración del capital y reduciendo la plusvalía relativa social. En ese mismo proceso también han aumentado gradualmente las importaciones y ahora vemos los anaqueles más llenos de productos que no , pero a precios liberados que no puedes pagar.

¿Cuáles son las debilidades y fortalezas del Gobierno del presidente Maduro?

Es muy zigzagueante: a veces toma medidas justas pero a destiempo y, entonces, no resultan efectivas; toma medidas justas y a tiempo pero luego son torpedeadas y neutralizadas; a veces toma medidas injustas que son rechazadas por el movimiento popular y echadas para atrás. Pareciera que en el núcleo del Gobierno hay contradicciones producto de querer compensar intereses cruzados. También pareciera que hay una guerra a muerte y a cuchillos. El presidente ha hecho cosas buenas, por ejemplo, mantener las misiones y la inversión social; asimismo, los CLAP, independientemente de todas sus fallas.

¿Hay corrupción en la distribución de las bolsas y cajas de los CLAP?

La oposición dice que hay corrupción en los CLAP: si eso es verdad, debe investigarse a fondo. Por ahora, es un subsidio a las familias de menos recursos de los sectores populares, y eso no es malo. No puede ser cuestionado sino mejorado. Los CLAP han demostrado que el pueblo tiene ganas de hacer, que se organiza rápidamente, que tiene un alto nivel de conciencia y que se moviliza para solucionar sus problemas. Esto no se puede negar sino ser aplaudido.

“NOS DIJERON TRAIDORES”

¿Debe aplicarse la Carta Democrática contra Venezuela?

Cuestionamos la actitud de (Luis) Almagro (secretario general de la Organización de Estados Americanos) y de algunos dirigentes políticos que parecieran tener su corazón y espíritu fuera de nuestras fronteras, porque piden intervencionismo y sanciones. Esto no ha demostrado su efectividad en ninguna parte. Por ejemplo, allí está Cuba con el bloqueo y el intervencionismo de Estados Unidos y eso solo ha traído hambre, miseria y atraso. Esas pretensiones no tienen nombre, son promovidas por personas apátridas que no pueden llegar al corazón del pueblo y entonces buscan que los gringos les proporcionen una salida inmediatista.

¿Qué opina de la toma de las panaderías?

El presidente, haciéndose eco de la demanda popular en relación al derecho al pan, ha implementado una política de empoderamiento del poder popular. Nosotros aplaudimos eso, es decir, apoyamos todas las políticas del Gobierno que vayan en función del fortalecimiento del poder popular y en contra del rentismo.

¿Se está combatiendo la corrupción?

Hace varios meses nos dijeron traidores porque denunciamos la corrupción en Pdvsa. Son varios años recibiendo críticas, pero resulta que los gerentes que cuestionamos todos han sido detenidos. Se hubiera subsanado parte del problema de haberse tomado cartas en el asunto y entonces el Estado se habría ahorrado recursos. Fíjate, los gerentes de Anaco que cayeron presos se metían 1 millón y medio de dólares diarios. Me han dicho que soy traidor por denunciar la corrupción y eso no es traición sino preocupación por los intereses de todos los venezolanos.

¿REDES participará en el proceso de validación que ordenó el CNE?

No puede crearse una nueva cúpula bipartidista que liquide a las minorías, la tolerancia política, la diversidad y la participación. El TSJ creó a través de un dictamen unas condiciones leoninas contra los partidos políticos y su relegitimación, lo cual no aparece en la Constitución ni en las leyes y, sobre todo, apoyándose en la ley betancourista del año 1965. Esto desmejora los derechos civiles. Por ejemplo, para ser militante debe ser parte de un movimiento social y no solo hacer una cola para colocar la huella y la firma. Antes de decidir si vamos o no a la recolección de las firmas, esperaremos por el pronunciamiento del TSJ ante un documento que consignamos la semana pasada.

¿En la IV República ponían tantas restricciones a los partidos políticos, por ejemplo, a la Liga Socialista (LS), para relegitimarse?

No. Si así hubiese sido, la LS no habría existido; David Nieves no habría salido de la cárcel ni el presidente Chávez habría inscrito su candidatura. Hay sectores que piensan que restringiendo las libertades públicas pueden afianzar el proceso. Y esto es peligroso porque si esa corriente se hace dominante y logra sus objetivos va a contribuir a matar aquello que hizo posible el triunfo de Chávez y el surgimiento del chavismo como movimiento heterogéneo y diverso.

¿Debe regresar la representación proporcional de las minorías tal y como lo plantea el exrector de la Universidad Central de Venezuela, Luis Fuenmayor Toro?

Es un buen momento para retomar esas banderas. Hasta ahora, la democracia venezolana ha sido una democracia de mayorías y que apunta al bipartidismo y al afianzamiento de los dos grandes bloques polarizados que no permiten que las minorías políticas se hagan de un cociente nacional y puedan tener representantes.

CIRCO EN LUGAR DE PAN

¿Deben investigarse a fondo las acusaciones que realiza Estados Unidos contra el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, de participar en supuestas actividades relacionadas con el narcotráfico?

En mi caso, por ejemplo, he sido víctima de acusaciones infundadas sin otro fundamento que la aniquilación moral y el desprestigio. Por eso me aferro al principio de la presunción de la inocencia: todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Y, hasta ahora, ninguna de esas acusaciones han sido demostradas más allá de su presentación pública. Es de muy mal gusto que se utilice la calumnia para fines políticos, pareciera una política de cerco para declarar al Gobierno venezolano como forajido y narcotraficante.

¿Qué opina de la designación del magistrado Maikel Moreno como presidente del TSJ, quien fue acusado supuestamente de haber cometido dos homicidios?

Entonces, ¿si uno pisa un tribunal, por la razón que sea, no puede ser más un funcionario público, como si hubiesen acaso personas de primera y de segunda? Si fue acusado y condenado todavía tiene el derecho —inclusive, si cumplió la pena porque le pagó a la sociedad. Ahora, si se ve como un asunto moral y, por tanto, los jueces y magistrados deben tener un carácter impoluto, bueno, allí habría mucha tela que cortar. Y no es por allí, precisamente, donde se puede medir la honestidad y probidad de un funcionario. Si todos pensáramos así, Teodoro Petkoff tampoco habría podido ser ministro.

¿Debe investigarse la supuesta participación del diputado del Psuv, Roger Cordero Lara, en la masacre de Cantaura, en octubre de 1982?

Tienes que hablar con el Psuv para que te explique esas cosas. Si hay pruebas contundentes de que participó en la masacre de Cantaura, por un tema ético no debería representar. Es de mal gusto para la memoria de las víctimas y con sus familiares que una persona vinculada a un hecho de esa naturaleza forme parte de una corriente que dice representar al movimiento popular.

¿Ha tenido la oportunidad de ver en las calles a gente comiendo comida de la basura?

Sí, y es lamentable, dantesco. A veces vemos que se organizan rumbas y espectáculos y pensamos que si ese dinero se destinara a la creación de albergues tal y como los que creó Chávez, García Carneiro y yo cuando lanzamos la Misión Negra Hipólita para recoger a todas las personas en situación de calle y darles comida. Pero, pareciera que hay indolencia y prefieren el circo en lugar del pan; y, por tanto, algunos recursos se desvían de manera indolente hacia actividades que no resuelven los problemas inmediatos de la gente. Estoy seguro que con Chávez esto no estaría pasando.

“Deploro las máscaras de las OLP”

¿Qué opina de la migración de jóvenes, profesional y gente de escasos recursos que está saliendo hacia los países vecinos?

Lo entiendo pero no lo comparto. En Japón, después de la Segunda Guerra Mundial, no quedó una casa de pie; al igual que en Alemania, y aun así los japoneses y los alemanes se quedaron en sus países y construyeron universidades, empresas e industrias, y hoy ambas son grandes potencias mundiales. Uno tiene que tener conciencia de patria y dar la pelea en su país, salir adelante y ser emprendedor. La solución individual es una opción pero no la solución colectiva porque nos deja desguarnecidos y a nuestra suerte.

¿Qué opina del monto que deben pagar los ciudadanos para obtener el pasaporte express?

Eso no está ni mal ni tampoco bien. En algunos países el pasaporte es más caro que aquí. Creo que allí ha habido una sinceración de lo que cuesta realmente hacer un pasaporte. Si una persona tiene dinero para viajar a otros países, también debería tener para pagar este documento y también para cancelar los impuestos que correspondan.

¿Está de acuerdo con las “máscaras de la muerte” que utilizan los funcionarios policiales que participan en los operativos de las OLP?

Una cosa es preservar la identidad y otras son las formas que se pueden asociar al terrorismo de Estado y a prácticas fascistoides. De verdad, deploro su uso, unas mascaras de muerte cuando lo que se tiene que llevar es paz, tranquilidad y seguridad a los ciudadanos. Esos operativos deben coordinarse con la comunidad, la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía General de la República, no pueden ser solamente policiales en donde el funcionario haga de las suyas de manera discrecional. Si esos operativos se coordinan mejor, darán mejores resultados.

 

Cortesía: Carlos Díaz / La Razon

COMENTARIOS

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *