Aprovechemos la crisis para enfrentar al fascismo y al entreguismo, fortaleciendo un poderoso Movimiento de Transformación Revolucionario

Aprovechemos la crisis para enfrentar al fascismo y al entreguismo, fortaleciendo un poderoso Movimiento de Transformación Revolucionario

La Constitución y las leyes de la República Bolivariana de Venezuela garantizan el derecho a manifestar libremente y a expresar de manera pacífica cualquier descontento o punto de vista. las leyes y los reglamentos norman las pautas que deben seguirse para que las protestas y manifestaciones se lleven a cabo estableciendo la ruta y las zonas a seguir para garantizar tanto el derecho a la protesta y los derechos de los que protestan; como por ejemplo su seguridad, así como otorgar garantías a los que no protestan o los que no participan de dicha protesta, es por eso que la norma establece que todo evento masivo debe ser notificado a las autoridades a través de la solicitud de un permiso, pues son las autoridades las encargadas de establecer si esa ruta ya ha sido solicitada por otros manifestantes, si la misma está siendo utilizada por otros sectores para otra manifestación , si en la ruta de la manifestación solicitada se llevan a cabo obras de mantenimiento que evitan la utilización de dicha ruta, informarle a los manifestantes si la ruta cruza alguna zona protegida o de seguridad, etc. y en última instancia, para garantizar la seguridad y el orden de la asistencia a dicha actividad. Por todas estas consideraciones, llama poderosamente la atención que la oposición venezolana organizada en la autodenominada MUD convoca a una manifestación que ha llamado la “Toma de Caracas”, sin informarle a las autoridades nacionales o regionales, poniendo de manifiesto su rechazo a la legalidad, en franca violación de la misma y en abierto desafío al Estado. La MUD ha realizado en anteriores ocasiones marchas y manifestaciones cumpliendo con todos los requisitos establecidos, cubriendo la legalidad de los trámites, por lo que no se justifica ni tiene explicación alguna, que en esta oportunidad, se nieguen a cumplir con la ley. Si a esto sumamos llamadas y correos que han sido interceptados por los cuerpos de seguridad, donde se manifiesta la intencionalidad del uso de la violencia en esa convocatoria, sumado a la detención de militantes y dirigentes de oposición en posesión de armas de guerra y artículos explosivos e ilegales, así como allanamientos en donde se han encontrado arsenal bélico que sería utilizado durante el transcurso de dicha movilización para causar conmoción, mas los llamados agresivos de las figuras más emblemáticas de la oposición, arengando a la participación de sus seguidores en la movilización que han convocado para este 1ro de septiembre, vemos como se configura todo un cuadro de carácter insurreccional. La oposición estaría “carretillando” hacia Caracas cientos de manifestantes dentro de los cuales se cuelan paramilitares y hampones pagados, que serán utilizados como tropa mercenaria y poder de fuego, escudándose detrás de opositores comunes y corrientes que solo buscan expresar su opinión, se estaría re-editando el formato del 11 de Abril del 2002, pero esta vez utilizando distintos puntos de acceso a Caracas; la idea es producir una imagen internacional de ingobernabilidad, confusión, caos y conmoción que permitan levantar las banderas de la violación de los derechos humanos . La reactivación de este expediente permitirá la justificación de sanciones y hasta un bloqueo económico.

Esta jugada desprecia el impacto que una situación así producirá en el Pueblo de Venezuela, ya golpeado por meses de hambre y desabastecimiento.

¿Cómo debemos actuar los Revolucionarios?

Ante este probable escenario no nos queda más que cerrar filas al lado de nuestro Pueblo, la Constitución y el Proceso Revolucionario. Nosotros desde REDES hemos mantenido una actitud crítica y vigilante, en permanente confrontación con todas la desviaciones e irregularidades que se han presentado y se presentan al interior del Proceso y esa actitud crítica, nos da la estatura moral como para elevados sobre la denuncia y exigiendo transformaciones y rectificaciones, asegurar que la salida no es la violencia, no es el caos, ni es la intervención e injerencia extranjera en los asuntos internos de nuestro país, los cuales deben dirimirse entre venezolanos, apelando a las instituciones y las leyes. Ni golpismo ni injerencismo, el camino es el dialogo y la paz, los venezolanos debemos aprender a dirimir nuestras diferencias y contradicciones al interior del marco constitucional, el Comandante Chávez lo decía siempre: dentro de la Constitución todo, fuera de la Constitución nada. Desde este llamado a la defensa de la Constitución y las leyes, hacemos un llamado a todos nuestros amigos, militantes y compañeros de ruta, a mantener la calma y la prudencia y al mismo tiempo, llamamos a los órganos del Poder Público, a los cuerpos de seguridad del Estado a preservar la vida, los bienes y el territorio de todos los ciudadanos de la Patria. Las leyes de la Republica contienen instrumentos que preveen todo tipo de conmociones sociales, así mismo los cuerpos de seguridad del Estado están entrenados para tales casos, de manera que no les toca a los ciudadanos comunes enfrentar situaciones violentas, si es que se presentan, a menos que el orden constitucional sea rebasado. Es decir una situación de orden público debe ser controlada en primera instancia por los organismos de seguridad, no debe ser el ciudadano la primera línea de defensa del Estado. La actuación cívica de los ciudadanos solo debe llevarse a cabo de manera organizada como ocurrió el 13 de abril del 2002, luego que los organismos de seguridad fueron coaptados o rebasados por las circunstancias. Lo que quieren los sectores del fascismo golpista es precisamente que los sectores revolucionarios caigan en la desesperación y “muerdan el peine”, para producir imágenes de guerra civil y devastación en donde se enfrentan pueblo contra pueblo creando una crisis de déficit de Estado o vacío de Poder, y así, justificar cualquier pronunciamiento militar o intervención. De manera que de lo que se trata en esta coyuntura, es de mantenernos unidos, movilizados y en permanente comunicación, para poder preservar y defender nuestras casas, nuestros locales, a nuestros compañeros, las sedes de colectivos y movimientos y en fin, todas aquellas personas, bienes y territorios que sean susceptibles de ser atacados para exacerbar los ánimos y montar provocaciones. Del mismo modo mantenernos en contacto con los órganos de coordinación estadal y nacional, para que fluya la información y conocer de forma precisa y objetiva lo que está pasando en cada comunidad y poder darle oportuna respuesta a cada situación, así mismo, en cualquier momento podamos realizar algún pronunciamiento en conjunto, armonizados en una línea unificadora y llevar a cabo un plan de contingencia mínimo que permita la sobrevivencia en cualquier situación de conmoción, que signifique o implique, cortes de energía eléctrica, suspensión del servicio de agua y transporte, fallas del suministro de alimentos por algunos días, las cuales requieren comportamiento solidario entre nosotros. Como deben entender, estamos ante una circunstancia extraordinaria en la que pueden o no ocurrir y desencadenarse diferentes eventos, por lo que las orientaciones no pueden ser anticipadas o rigidas, por eso recordamos que hemos definido esta fase como de aceleración de la acumulación de fuerzas y acompañamiento del Pueblo en sus luchas, entonces, cualquier evento independientemente de su naturaleza debe contribuir en esta dirección. Debemos acostumbrarnos a que por un tiempo viviremos en una situación de permanente inestabilidad y nuestra labor es ser capaces de levantar un poderoso Movimiento Popular que empuje las cosas en dirección de la rectificación, la profundización y el Golpe de Timón. Ni Fascismo ni entreguismo!!!! Poder Popular, Comuna o nada!!!! Aprovechemos la crisis para fortalecer un poderoso Movimiento de transformación Revolucionaria!!!

Juan Barreto

Tagged with:

COMENTARIOS

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *